01 Feb 2010, Categoría: Obesidadinfantil - Salud & Belleza - colesterol - diabetes - obesidad - sist.cardiovascular - sobrepeso

reloj obesidad

Actualmente se habla mucho de la obesidad infantil. Eso es debido a datos como que el 14% de los niños y jóvenes españoles entre 2 y 24 años sufren obesidad, o que en Catalunya hay 63.000 niños obesos. De la Unión Europea solo Gran Bretaña nos supera. Ante datos como éstos y sabiendo que la obesidad puede desencadenar enfermedades como la diabetes, hipertensión, colesterol, enfermedades cardiovasculares, etc. vamos a definir cuál es su origen y cómo puede prevenirse o curarse.

Solo un 5% de los casos de obesidad es debido a la genética o a problemas endocrinos. El 95% restante es el resultado de llevar una vida sedentaria y una mala alimentación.

Si analizamos la tendencia alimentaria actual podemos destacar un aumento en el consumo de bollería, comida rápida, productos cárnicos y lácteos con un alto contenido en grasas, y una disminución de fruta, verdura, pescado y legumbres.  Una dieta rica en grasas saturadas, colesterol LDL (malo) y azúcares simples, y baja en vitaminas, minerales y fibra, es un buen coctel para enfermedades como la diabetes, el cáncer, etc.

El ritmo de vida que llevamos de trabajo, actividades, obligaciones etc. nos hace olvidar la importancia de una buena alimentación. Si nosotros no somos conscientes de ello, nuestros hijos involuntariamente se verán obligados a sufrir una serie de enfermedades, que podríamos haber evitado tan sólo con una adecuada y variada alimentación combinada con ejercicio físico diario.

La infancia es la primera etapa de desarrollo físico, psíquico y social de la persona. La alimentación es la base necesaria para iniciar este proceso de madurez y desarrollo. Por lo tanto, es muy importante que desde pequeños el entorno social de los niños, familia, escuela, etc. inculquen de forma paulatina unos hábitos saludables para que éstos gocen de una buena calidad de vida.

El cambio parece complicado, pero no lo es. Empezar por pequeñas cosas como:

  1. Respetar un horario fijo de comidas (5 al día).
  2. Comer, siempre que sea posible, en familia. Sin televisión.
  3. Toda la familia debe participar en la decisión del menú como también en el cocinado.
  4. Comer de todo, de manera equilibrada y variada.
  5. Desayunar siempre. Un buen desayuno nos proporcionará una mayor concentración y eficacia en el estudio.
  6. Comer cereales, patatas y legumbres, alimentos básicos para una dieta adecuada.
  7. Comer frutas, hortalizas y verduras a diario.
  8. No picar entre horas
  9. Masticar despacio
  10. Moderar el consumo de grasas animales.
  11. Disminuir el consumo de azúcares simples, golosinas, refrescos, etc.
  12. Reducir la sal.
  13. Disminuir las horas de televisión, etc. y aumentar la práctica de ejercicio físico

Artículo publicado en la revista HdosO, noviembre 2009



Artículo redactado por Agnés Melendez Díaz, Ingeniera agroalimentaria Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Máster Internacional en Dietética y Nutrición.
www.alimentosysecretos.com




Comparte el articulo:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Meneame
  • Reddit
  • Technorati
  • Posterous
  • Twitter

También le interesara

  1. La Dieta Mediterránea Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco
  2. Te cuento un secreto
  3. Te cuento un secreto
  4. Adelgaza endulzando y engrasando tu paladar
  5. Las vitaminas engordan! Qué? Cómo?


Dejar un comentario