16 Abr 2012, Categoría: General - alergias - antioxidantes - colesterol - hipertensión - propóleo - sist.cardiovascular

El própolis, o propóleo, es una resina de consistencia viscosa utilizada desde hace más de 2500 años. Sus propiedades antioxidantes, antivíricas, antifúngicas, entre otras, hacen del própolis una sustancia muy utilizada tanto en la industria farmacéutica como en la dietética.

En griego, própolis significa defensor de la ciudad. Y es que ésta sustancia es elaborada por las abejas convirtiéndola en un potente antibiótico con el que reparan, construyen, aíslan y protegen su colmena.

El própolis ha sido utilizado por diferentes culturas y con diferentes finalidades. Por ejemplo, los egipcios lo utilizaban para conservar las vísceras de los faraones. Aunque durante mucho tiempo fue utilizado para curar gripes, bronquitis, otitis, sinusitis, problemas de la piel, etc. Actualmente con la aparición de la industria farmacéutica se ha dejado de utilizar. No obstante ha vuelto a resurgir y sus propiedades están siendo estudiadas y utilizadas en medicina por la industria farmacéutica y como complemento dietético.

Rápidamente, un listado de todos los beneficios que se le han atribuido:

-          Tuberculosis pulmonar

-          Combatir la bacteria “Helicobacter Pylori”

-          Diverticolitis

-          Gastritis

-          Diarrea de candidiosis intestinal

-          Enfermedad de Crohn

-          Normaliza el peristaltismo intestinal

-          Cándidas (ginecológicas)

-          Llagas uterinas

-          Antibiótico

-          Antigripal

-          Anginas

-          Protector de la garganta y los cuerdas vocales

-          Faringitis

-          Laringitis

-          Antiinflamatorio

-          Inflamaciones vaginales

-          Micosis y hongos de la piel

-          Antioxidante

-          Antialérgico

-          Anestésico

-          Antiviral

-          Desodorante

-          Normaliza la tensión arterial

-          Termoestabilizador

-          Inhibe la oxidación del colesterol

-          Protector hepático

-          Previene la parasitosis

-          Regeneración de úlceras

-          Regula el apetito

-          Cicatrizante

-          Desinfectante de heridas y quemaduras

-          Aftas bucales

-          Impide la formación de caries y placa bacteriana

Su comercialización puede ser en forma de extracto, cosméticos o productos farmacéuticos. Pero, es necesario recurrir a un profesional para que os asesore antes de tomar cualquier producto de própolis.



Artículo redactado por Agnés Melendez Díaz, Ingeniera agroalimentaria Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Máster Internacional en Dietética y Nutrición.
www.alimentosysecretos.com




Comparte el articulo:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Meneame
  • Reddit
  • Technorati
  • Posterous
  • Twitter

También le interesara

  1. “El ajo es salud. Coma ajo!”
  2. Las bayas de Goji, todo un beneficio para nuestra salud
  3. Te cuento un secreto
  4. La Dieta Mediterránea Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco
  5. Konjac o Shirataki, un sin sabor muy deseado


2 Comentarios

  • adriana

    espectacular la página.pero quisiera saber cómo se puede curar o tratar una gastritis crónica. gracias

  • agnes

    El tratamiento de la gastritis crónica debe ser individualizado, recomiendo que consultes con tu médico que es la persona más adecuada para ayudarte. Lo que yo puedo recomendarte es que elimines de tu dieta productos como el café, alcohol, bebidas gaseosas, alimentos cítricos y condimentos fuertes (pimienta, chile, etc.)

Dejar un comentario