14 Ago 2013, Categoría: General - aceite de coco - bajar peso - colesterol - diabetes - obesidad - sobrepeso - tiroidismo

El aceite de coco es un aceite vegetal con propiedades antivíricas, antibacterianas y antifúngicas. Nos ayuda a bajar de peso, disminuir los niveles de colesterol malo (LDL) y a estabilizar la presión sanguínea. Mejora la digestión, es perfecto para la piel, el cabello, previene la obesidad y el sobrepeso, y es considerado alimento funcional contra el hipotiroidismo.

El aceite de coco tiene un 90% de grasas saturadas. ¿Grasas saturadas? Gracias a los avances tecnológicos se ha demostrado que dentro de las grasas saturadas hay las buenas y las malas. Según la revista Quartely Review of Biology, todo depende de cómo interactúa cada grasa con los microbios de nuestro estómago. Por ejemplo, las grasas saturadas del tocino, la manteca… potencian el crecimiento de bacterias dañinas presentes en el tracto digestivo generando una inflamación débil permanente que desemboca en una enfermedad crónica. Por lo contrario, el aceite de coco es muy rico en grasas saturadas con ácidos grasos de cadena media o triglicéridos (MCT). El hígado metaboliza rápidamente los MCT disminuyendo la probabilidad de ser almacenados como grasa corporal y convirtiéndolos rápidamente en energía, acelerando el sistema metabólico. Traducción: aumenta el metabolismo, aumenta la energía, y el cuerpo quema más calorías.

ATENCIÓN: Todo sin excesos. El aceite de coco es una grasa.

Por otra parte, la revista Lipids ha publicado un estudio sobre el efecto del aceite de coco frente el aceite de soja. Siguiendo una dieta baja en calorías, caminando una hora diaria, mujeres con grasa abdominal en exceso, añadieron aceite de coco o de soja a su dieta. Los resultados fueron que las mujeres que tomaron el aceite de coco tuvieron un aumento de colesterol bueno, HDL, y redujeron la grasa abdominal. En cambio, las que tomaron el aceite de soja aumentaron el colesterol malo, LDL, y tuvieron una bajada del bueno.

¿Pero como utilizarlo?

El aceite de coco a diferencia de otros aceites no se oxida ni enrancia al calentarlo. Por lo tanto, es perfecto para cocinar.

Hay, también, quién lo utiliza para endulzar, sustituyendo el azúcar. ¡Perfecto para diabéticos! Se ha demostrado que al eliminar el azúcar y utilizar el aceite de coco se está ayudando a que el organismo entre en cetosis cambiando carbohidratos por grasas.

Hay diferentes tipos de Aceite de coco.

Como sustitutivo del azúcar, aconsejo Coconoli Organic, aceite de coco virgen certificado como ecológico por los Estados Unidos y la Unión Europea. Pero para cocinar, mejor el Coconoli África que no aporta prácticamente sabor ni olor.

Disfrutadlo con moderación y cualquier pregunta no dudéis en contactarme.

Consulta COACH NUTRICIONAL. Dieta personalizada



Artículo redactado por Agnés Melendez Díaz, Ingeniera agroalimentaria Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Máster Internacional en Dietética y Nutrición.
www.alimentosysecretos.com




Comparte el articulo:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Meneame
  • Reddit
  • Technorati
  • Posterous
  • Twitter

También le interesara

  1. Te cuento un secreto
  2. Obesidad Infantil
  3. ¿Mantequilla o margarina?
  4. Konjac o Shirataki, un sin sabor muy deseado
  5. La Dieta Mediterránea Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco


1 Comentario

Dejar un comentario