Dieta & Reeducación Alimentaria

Vigésimo sexto consejo del año

Hay que comer sentado. Es importante que cuando comemos estemos relajados, cómodos y atentos a lo que estamos haciendo. Cuando comemos de pie solemos comer más rápido, no controlamos de igual forma las cantidades y tragamos más aire, afectando negativamente a la posterior digestión. Comiendo despacio le damos la oportunidad a nuestro estómago de avisar a nuestro cerebro de que ya estamos saciados y evitamos comer en exceso.

 



Artículo redactado por Agnés Melendez Díaz, Ingeniera agroalimentaria Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Máster Internacional en Dietética y Nutrición.
www.alimentosysecretos.com




Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *